9 abr. 2014

SUSHI

Esto no es Jabón, es Sushi!!!! Es fácil, sabroso, saludable y divertido siempre que no se hagan ascos al pescado crudo, al que culturalente nuestro paladar no está muy acostumbrado. Para hacerlo yo utilizo alga nori, vinagre de arroz, sal, azucar, wasabi, pepino, zanahoria y aguacate loncheado o en palitos, salmón fresco y atún fresco sin piel y espinas, gambas cocidas y semillas de sésamo.

Cocinar el arroz y condimentarlo con el vinagre y el azucar no tiene mayor dificultad y hay cientos de videos en la red que explican perfectamente los pasos a seguir. Lo importante es adquirir la destreza para montar los Makis o Nigiris con la menor cantidad de arroz posible y la mayor cantidad de pescado y relleno. Poco arroz, mucho relleno es la clave con la que tampoco aciertan las horribles cadenas de sushi nacionales.

El clave está en el pescado. Fresco, bueno y con el corte adecuado. Limpio, sin piel ni espinas es necesario congelarlo al menos durante 24 horas. La descongelación se ha de realizar en lugar fresco y seco y a partir de ese momento manipularlo lo menos posible, con guantes, palillos y un buen cuchillo.

En algunas pescaderías de importantes cadenas te ofrecen atún que dicen preparado ya para sushi, congelado y descongelado e impregnado en colorante rojo artificial. Un horror.

MIS MAKIS



MIS NIGIRIS




Un libro que te desvela todos, absolutamente todos los misterios sobre el Sushi, y el más completo que he encontrado: "Sushi, food for the eye, the body & the soul" Ole G. Mouritsen (Springer-Verlag New York, LLC, October 2009). En formato PDF Aquí